Básquet

“Quiero volver a poner alto el básquet femenino de San Isidro”

El básquet femenino de San Isidro sigue con las actividades programadas para este año tras la vuelta a los entrenamientos. Su entrenador Gustavo Quinteros detalla cómo lleva a cabo este proyecto.


Tras un año difícil por la pandemia, la vuelta a la actividad fue celebrada en el ambiente del básquet femenino. En San Isidro, pionero en la rama femenina de este deporte, buscan dar un salto de calidad y un crecimiento.

Quinteros se sumó al “santo” y expresó que “estoy muy contento porque me ha sorprendido la cantidad de chicas que han empezado a venir en poco tiempo. Empezamos a entrenar en febrero y lo hacemos tres veces a la semana. Estoy muy satisfecho porque esto es algo que me apasiona”.

Además agregó sobre el proyecto que “yo apunto alto, soy en ese sentido ambicioso. Quiero que las chicas compitan, no que solamente entrenen. La idea es llegar a que jueguen torneos provinciales, que puedan participar de campus porque es la forma que la jugadora se desarrolla”.

El entrenador llega a un club pionero en la rama femenina del deporte. “Es un baluarte que tiene San Francisco. Se había dejado un poco de trabajar por el tema de la pandemia y eso generó que costó que volvieran a retomar la actividad. Este es un club que tradicionalmente ha tenido básquet femenino y entonces es un listón alto el que está vigente. Quiero volver a poner alto el básquet femenino de San Isidro como lo fue en algún momento”.


La visibilización del deporte femenino está creciendo y para los formadores esto es muy importante. “Se ha cambiado la visión respecto al básquet, antes se consideraba un deporte sólo para varones. Hoy en la medida que la mujer se ha ganado espacios en la sociedad también lo ha hecho en el deporte tomando protagonismo en deportes donde antes no los tenía”.

También dijo que “muchas chicas se han formado acá y hoy ya están apuntando con 15 años a jugar en un nivel superior. Está levantando vuelo el básquet femenino pero hay que trabajarlo mucho”.

Quinteros celebra que el básquet femenino empiece a abrirse en otras instituciones. “Es fabuloso todo esto. Porque la forma en que las jugadoras se desarrollan es compitiendo. Si uno tiene más competencia eso te da un nivel superior. Mientras más equipos se sumen, esto va a tener un desarrollo mayor e importante. Y eso creo que está faltando en la región porque son pocos los equipos que tienen básquet femenino”.

Por último el entrenador argumentó que “yo trato de entrenar con la misma intensidad e intención como si entrenaría a un equipo masculino. Entiendo que cuando hablamos de igualdad también tiene que estar incluido en la importancia que uno le da al entrenamiento. En el femenino debe ser formativo, con desarrollo de jugadoras y para eso hay que trabajarlo en serio”.

Volver

TE PUEDE INTERESAR

error: