Automovilismo

“Te vi ganar en Termas”

Con esa frase, más de una vez lo saludo a otro amigo que me dio el automovilismo, como lo es Diego Dalmazzo. El que un día vi ganar, nada más ni nada menos, que, en Termas de Río Hondo, en el autódromo en el que todos quieren correr en nuestro país y lo hizo en el Turismo Fiat del Car Show Santafesino, cuando la categoría presentó 41 autos para esa competencia.


(Por Alejandro Giustolisi – Especial DSP) Fue el fin de semana del domingo 22 de septiembre de 2013 y así lo recuerda Diego: “El sábado, a la hora de salir a clasificar vino otro auto y me partió al medio. Me rompió la suspensión, la caja, solamente habíamos dado tres vueltas. Renegamos como locos para armar de nuevo el auto”.


“No había podido ganar nunca en la categoría y cuando se te tiene que dar, se da a pesar de todo. El domingo, en la serie salí segundo y en la final la terminé ganando sobre la línea de la bandera a cuadros, por nada, pero ganamos”, agregó.

“Ese año, en Junín, vine ganando toda la final y en la última media vuelta me quedé sin nafta ya que erramos en el cálculo y terminé tercero porque el auto me falló dos veces”.


Diego, además compitió en otras categorías y hay muchas anécdotas. “En Río Ceballos, unos años antes venía tercero con un VW Gol con Carlos Forlani de navegante, en nuestras primeras carreras en rally. Llegando a una curva había pedazos de un auto por todos lados y Carlitos me dice: ´Mirá la bomba que se pegaron estos´. Cuando nos tocó doblar a nosotros, nos terminamos pegando ahí también. Había como diez autos tirados, todos teníamos mal anotada esa curva en la hoja”.


“Pero bueno, me di el gusto de correr en todo lo que quise y pude. En motos corrí en 50cc y gané, lo mismo en 125cc. En automovilismo pude ganar en rally y en pista. Corrí en tracción simple y en tracción integral. En categorías como el Turismo Fiat, el Turismo Santafesino 1.800cc dentro del Car Show Santafesino, también pude ganar. Después manejé además un TC 4000 y un Fiat 600 TS alguna vez, pero no corrí”.


“Empecé a competir a los 16 años, me toco el servicio militar y cuando venía, en lo francos, iba a correr. Mirá si esto no era una locura para mí”.

Diego, disfrutó también del automovilismo con su hermano Marcelo, con quien compartió pista en el Turismo Fiat Santafesino algunas temporadas. Con equipo propio, lograron ser campeones con “Chelo” Dalmazzo en 2011 en esta misma divisional y en 2018 en la categoría 1.600cc del Turismo Zonal Santafesino.

Hoy, ya está compitiendo desde hace algunos meses el hijo de Diego, Tomás, para dar continuidad a esta pasión familiar.

Y como digo cada vez que lo veo y le trato de robar un café… “Diego, yo te vi ganar en Termas” y como prueba de ello, les dejo las mejores imágenes en video de esa carrera y su emoción en el podio.

Volver

TE PUEDE INTERESAR

error: