Automovilismo

La historia detrás de un campeonato

En 2002, San Francisco organizó no solo una carrera por el torneo provincial de rally sino dos, ya que fue sede también del “Gran Premio Coronación”, última fecha de la temporada y por ende la definición de varios campeonatos que aún estaban abiertos. Imaginen que fue una carrera extensa, 18 tramos cronometrados que sumaban 160,14 kilómetros de velocidad plena por caminos de la región, más todo lo correspondiente a enlaces.


En el certamen de pilotos de la categoría N1, llegaban a la cita, Eduardo Barra con 33 puntos y Marcos Benedetto con 29. Una exigua diferencia de solo 4 puntos. De esta manera, a la dupla sanfrancisqueña compuesta por Marcos y su tío Héctor Benedetto en la butaca derecha de un VW Gol de primera generación, les tocaría definir de local.

Muchas cosas se dijeron de una ajustada definición en la que el binomio de nuestra ciudad se quedó con la victoria en su categoría y por ende con el campeonato.

Así lo recuerda Marcos Benedetto: “En esa carrera pinchamos dos gomas al final y en el caso de Barra (Fiat Palio) decía que, en Devoto, porque se corría un tramo ahí, le habían cortado un caño de frenos, pero fueron todas cosas que se dijeron”.

“El tema es que nosotros le llevábamos creo 59 segundos de ventaja al momento de largar el último prime y nos encontramos con dos gomas pinchadas. Puse la única auxiliar que teníamos adelante y largamos. Nos descontó 57 segundos y le terminamos ganando la carrera y el campeonato por 1,2 segundos”.

“El último prime era por Monte Monzoni, entre todos los árboles, en cercanías de Luxardo. Habíamos corrido el tramo de Colonia Iturraspe y en el enlace a Luxardo, que se largaba ahí, pinchamos dos gomas. Las dos tenían como unas tachuelitas. Gente que venía atrás nuestro también pinchó. Pero bueno, eso quedó como anécdota, nadie tenía pruebas ni de un lado ni del otro”, agregó.

“Podíamos haber ganado el campeonato con tranquilidad, pero fue todo muy ajustado. Pudo ser una cosa del destino esos pinchazos o alguien tiró algo a propósito, pero si fue así, pudo haber sido cualquiera”.

Ese fue el primer título logrado en rally por Marcos y Héctor Benedetto, tras esa cuota de suspenso por la rotura de dos gomas en el último tramo.

Para Marcos, tanto con Héctor en la butaca derecha como con otros navegantes, llegarían otras consagraciones como el campeonato en la clase A6 otra vez en el torneo de nuestra provincia en 2008 y también santafesino en esa temporada. Luego obtendría también el título de la clase A en el Rally Federal en 2009 y en el Rally de Santa Fe otra vez en 2012 y 2013.

Sin embargo, esa definición de diciembre de 2002, en el “10º Rally Ciudad de San Francisco” donde obtuvieron ese primer título, será recordada como lo hacemos hoy, por mucho tiempo más.

Volver

TE PUEDE INTERESAR

error: