Paddle

De N°200 del país a estar entre los mejores 15

Leo Yob la rompió toda en la segunda mitad del año. Tuvo en crecimiento exponencial en el circuito profesional de pádel que le modificó los planes de vida. Había arrancado a estudiar, a trabajar, pero un par de resultados lo motivaron y dejó en claro que quiere aprovechar esta oportunidad.


Tiene 19 años, había desestimado la idea de seguir jugando al pádel y se había puesto a estudiar. La pandemia le cambió los planes, pero se la “jugó” una vez más. Leonardo Yob cerró un 2021 de ensueño, ganador de tres torneos profesionales y pasaporte directo al Master Final para quedar entre los 15 mejores jugadores del país.

Trabaja, entrena, suma experiencia. Con más de 20mil kilómetros en las costillas en solo cuatro meses, se convenció que el pádel es lo suyo. Pasó de estar en el puesto 200 de Argentina al 15, de entrenar dos veces por semana a realizar doble turno todos los días.

“Arranqué el año no decidido en jugar todo el año. En realidad, el año por el cual apostaba todo era por el 2020, porque después de terminar el secundario me dije que iba a probar y si no me ponía a estudiar, pero la pandemia obligó a suspender todo y los planes se cayeron. Ahí me entró la gran duda si me dedicaba o no, por eso me puse a estudiar en este 2021 a distancia, técnico superior en programación empecé y justo ahí me llega la invitación de un compañero que estaba buscando con quien jugar, por eso decidí ir a jugar algunos torneos y ver qué pasaba, pero al poco tiempo él se fue a una gira por Europa”, le contó a DIARIOSPORTS.

“Por eso seguí estudiando, entré a trabajar y se fue postergando lo otro. El clic realmente sucedió por muchas cosas, por el apoyo de mi familia, por el trabajo que también me alentaban para que vaya a jugar y todas esas cosas me empujaron a seguir. En agosto cuando vuelve la competencia, arranco con Marcos Andrada a jugar, fue en Entre Ríos llegando a octavos de final en un torneo importante, en ese torneo comenzamos desde pre-qualy porque estaba en más de 200 en el ranking”, siguió comentando un 2021 que sin dudas le será inolvidable.

El momento de decidir

“Ese torneo nos motivó, eso nos dijo que podíamos seguir jugando, planteé en el trabajo si podía ir a jugar todo el fin de semana, a mis padres por la situación que se podía dar en algunos momentos si me faltaba dinero; todos me brindaron su apoyo, fue clave tener la palabra de todos ellos, de mis padres, de mi novia, de la gente del trabajo, de todos. Catalogo el año como inesperado, se dio todo muy rápido, en poco tiempo, de agosto a diciembre de 200 del país a terminar 15 con más de 20mil kilómetros”.

Los festejos, por triplicado

Yob, junto a Andrada, ganaron tres torneos en el 2021. El primero en Cruz del Eje sobre finales de septiembre, después en la ciudad chaqueña de Charata y el último en Villa María, resultados que lo hicieron escalar en el ranking hasta llegar a estar dentro de los mejores 15 de Argentina.

“Ahora estoy haciendo doble turno todos los días, me cambió totalmente los hábitos la segunda parte del año, porque ahora sí estoy decidido que esto es lo mío, queremos encarar el 2022 jugando torneos nacionales, pero también internacionales porque hay fechas en Paraguay y del APT Tour. En esos campeonatos tenemos que arrancar desde pre-previa pero hay que jugar, hay que experimentar, vivirlo porque sino te vas a quedar con la duda toda la vida. El objetivo para lo que viene es primero que nada instalarse en el circuito argentino, demostrar que podés estar en el Top5, para luego de ganarse un nombre poder ir a Europa, pero sin saltar etapas, gota a gota se lleva el vaso, hay que seguir entrenando, que los resultados llegan”.

“Quiero agradecer a todas las personas que estuvieron siempre, a mi familia, a mi novia, a mis amigos del pádel, de la vida, a Diego Bossa que me apoya en todo, a los chicos de Empire que siempre me cubren la espalda. También a Hernán que entreno con él desde la parte física y a Mikel que es mi entrenador en Net Pádel”.

Volver

TE PUEDE INTERESAR